La historia de los tirantes

Los tirantes aparecen por primera vez en los libros de historia en 1736. Durante casi tres siglos, los tirantes han sido un accesorio masculino que ha demostrado su utilidad. Son una forma elegante de sujetar los pantalones. Y la única forma correcta de sujetar los pantalones de un esmoquin o un chaqué. Los tirantes han estado ocultos bajo una chaqueta durante mucho tiempo, pero hoy en día se pueden volver a mostrar. Gracias a entusiastas usuarios de tirantes como Jort Kelder y el delantero Larry King.

La historia de los tirantes

Vamos a remontarnos en la historia...

  • 1736 Benjamin Franklin

Cómo no podría ser de otra manera. El hombre que estuvo en la cuna de infinitos inventos útiles e inútiles, Benjamin Franklin, fue, que se sepa, el primero en la historia en llevar tirantes. Gallowses, como se les llamaba en los Estados Unidos en ese momento. Benjamin Franklin fundó el primer cuerpo de bomberos voluntarios en Filadelfia y les pidió que usaran tirantes rojos como parte de su ropa de trabajo. Una tradición que todavía existe hoy en día.

  • 1792 Revolución Francesa

Alrededor de 1792, en la época de la Revolución Francesa, la baja burguesía buscaba una forma de reafirmarse. Buscaron refugio en la ropa, que les permitió distinguirse. El movimiento revolucionario más importante se llamó Sans-Culottes. Culotte era una especie de pantalón corto por la rodilla, que los hombres de la baja burguesía no usaban. Todos llevaban pantalones largos con tirantes. Con esto los tirantes hicieron un gran avance en la moda. Aumento la demanda de tirantes y la industria se centró en estudiar las posibilidades de mejorar la calidad de los tirantes. No sólo se analizó el uso de distintos materiales, sino también las distintas posibilidades de fijación de los tirantes al pantalón.

  • 1800 Napoleón

La élite francesa también se inspiró en los tirantes, como atestiguan los tirantes de Napoleón. El amor que Napoleón tenía por la moda era indiscutible. Fue él quien hizo que sus soldados usaran pañuelos de cuello, que debían ser atados de una manera especial; el origen de la corbata. Llevaba tirantes de manera elitista para mantener los pantalones en su sitio, hechos de materiales caros y provistos de un patrón de abejas melíferas. Las abejas melíferas hacían referencia a sus orígenes corsos.

Napoleon

  • 1820 Albert Thurston

En el año 1820 el famoso Albert Thurston abrió su negocio de tirantes en Londres. La moda de sobre 1820 prescribía pantalones con cintura alta. La cintura del pantalón llegaba hasta el talle, lo que hacía incómodo el uso del cinturón. Albert Thurston vio un hueco en el mercado y comenzó a fabricar los tirantes tal y como los conocemos hoy en día. Los tradicionales tirantes británicos Albert Thurston siguen siendo apreciados por la élite y la clase alta. Entre sus clientes se encuentran reyes, príncipes, presidentes y estrellas de cine.

  • 1871 Primera patente

Una de las primeras patentes de tirantes fue otorgada en 1871 a Samuel Clemens, más conocido como Mark Twain. La patente era literalmente para “Correas ajustables y de quita y pon para ropa". Estas correas se podían fijar a cualquier cosa, a calzoncillos, corsés y pantalones.

  • El verano en Londres de 1893

Una página negra de la historia de los tirantes sucedió durante el caluroso verano de 1893 en Londres. Por el extremo calor, muchos oficinistas se tuvieron que quitar las chaquetas. Como resultado, sin quererlo ellos, los tirantes se hicieron visibles. Lo que en esas circunstancias no era deseable, porque los tirantes eran parte de la ropa de trabajo. Como el vínculo tirantes -trabajador se había extendido rápidamente, los empleados, en masa, fueron dejando sus tirantes en casa.

  • 1894 Cierres de clip metálicos

En 1894, se inventaron los clips de metal. A partir de ese momento ya no fue necesario fijar los tirantes mediante botones y enganches, sino simplemente abrir y cerrar los clips. Estas abrazaderas tienen a menudo un borde dentado, que desafortunadamente daña la cintura del pantalón con el uso frecuente.

  • 1900 Pantalones con cintura baja

Como los pantalones de cintura baja se hicieron populares a principios del siglo XX, los tirantes se usaban menos. Pero no dejaron totalmente de estar de moda. Tanto Humphrey Bogart como el actor británico Ralph Richardson usaron tirantes en muchas de sus películas. A este último le gustaban tanto los tirantes que al comienzo de la Segunda Guerra Mundial se apresuró a comprar otros 6 pares de más.

  • 1960 Skinheads (Cabezas rapadas) británicos

Los skinheads británicos adoptaron los tirantes como parte del look de los obreros. Los tirantes a menudo se fijaban a unos vaqueros de color azul claro. Muy poco práctico, porque los vaqueros están hechos de una tela gruesa a la que los clips de los tirantes no se quedan bien sujetos. Uno de los hooligans más famosos de la cultura pop es Alex DeLarge (Malcol MadDowell). Llevaba tirantes en la película Una Naranja Mecánica.

  • 1980 Wall Street

Los tirantes celebran su regreso en la década de 1980. Los yuppies de Wall Street se aferran a su deseo de ser únicos volviendo a los buenos y viejos tirantes. Cualquiera que quiera conseguir rápido una imagen de moda ha de llevar tirantes. Visibles o ocultos bajo una chaqueta, no importa. Lo importante es que se elijan los tirantes adecuados, de materiales lujosos como la seda, el lino o el algodón bien tejido. En la película Wall Street (1987) apenas vemos a Michael Douglas sin tirantes.

  • 1987 Larry King

En la primera retransmisión de Larry King vemos al presentador con su marca registrada; tirantes. Por razones puramente prácticas, el estadounidense usaba tirantes, tenían que sujetar sus pantalones después de haber perdido mucho peso debido a una operación cardíaca seria. Parece estar en posesión de no menos de 150 pares.

  • De 1990 hasta la fecha

En los años 90, pocas personas usaban tirantes. Pero como con muchas prendas y tendencias, han habido altibajos. El ícóno del hip hop, Fonzworth Bentley, trajo de vuelta los tirantes a Estados Unidos y a otros lugares. Hoy en día vemos aparecer tirantes en revistas de moda y pasarelas. Los tirantes ya no son simplemente un accesorio funcional para mantener un par de pantalones en su sitio, sino toda una declaración para el hombre que quiera estar a la moda.

Entrega: de 3 a 5 días laborables
Derecho de devolución de 30 días
¡Especialista en tirantes en grandes cantidades!

Pagar de forma segura en línea

×